Blog Nocnok

 

    New call-to-action

    Aptitudes para ser un agente inmobiliario

    Blog de Nocnok

    Quizá tengas las aptitudes necesarias para ser un gran agente inmobiliario y tú ni te lo habías planteado. Podrías triunfar en el gran mundo de los bienes raíces como un buen vendedor, pero no sabías que tenías la capacidad de hacerlo.

    El día de hoy, te contaremos sobre las aptitudes que un agente inmobiliario debería de tener, así podrás evaluar cada uno de estos puntos a detalle y saber si realmente podrías formar parte de este mundillo.

     

    • Me pongo en los zapatos de los demás.

    Un agente debe saber escuchar y ponerse en la piel de sus clientes, tanto compradores como desarrolladores. Tener afinidad con ellos es un aspecto primordial para poder entender a las personas y ofrecerles las cosas que solo él sabe que necesitan, ya que al ponerse en sus zapatos, puedes experimentar las sensaciones que la persona tendrá al revisar una u otra oportunidad inmobiliaria. 

     

    • Hablas hasta por los codos.

    La capacidad del habla es una que todos tenemos, pero pocos desarrollan a un nivel que logre ser hasta “hipnotizante” con los demás. Tener aptitudes para la negociación es esencial en un agente inmobiliario, pues a diario tendrá que mediar entre compradores y vendedores hasta llegar a acuerdos satisfactorios para ambas partes, sin dejar de lucir igual de agradable para todos.

     

    • Profesional es tu segundo nombre.

    No tiene que ser tu segundo nombre literalmente, pero es totalmente cierto que el agente inmobiliario tiene un trabajo de mucha responsabilidad porque maneja grandes cantidades de dinero y propiedades de alto valor. Por lo que se aprecia especialmente que transmita profesionalidad y experiencia. Con esto queremos decir que el tener aptitudes de profesional es un gran punto clave para convencer a las personas y para transmitir confianza en el trabajo que se está realizando.

     

    • Socializar lo es todo.

    En el sector inmobiliario se trabaja con personas, así que un agente debe ser, sobre todo, sociable. Poder relacionarte con todo tipo de personas, te abre las puertas a mucho más negocios. Sin duda no es una aptitud fácil de desarrollar, pero sí que está al alcance de todos. Mostrarse simpático y accesible, entre otras cosas, sirve para llegar más rápido a la confianza de las personas.

     

    • Tienes una especialidad inmobiliaria.

    La industria inmobiliaria es muy amplia y compleja, por ello es recomendable centrarse en un área en concreto. Propiedades de lujo, casas vacacionales, casas o departamentos en renta, etc. No importa cuál sea el área que más te parezca conveniente para desarrollarte, lo importante es que te especialices y puedas manejar el tema con la misma tranquilidad y seguridad que tienes al respirar.

     

    • Le resultas confiable a las personas.

    La confianza es básica en cualquier negocio, pero en este más. Recuerda que al ser un agente inmobiliario estás ofreciendo un producto que la gran mayoría de personas solo adquieren una o dos veces en la vida. Así que el transmitir confianza a los demás es esencial para poder llegar lo más lejos posible.



    ¿Qué dices? ¿Estás listo para ser un gran agente inmobiliario?

    Recuerda que existen plataformas que te ayudan a llevar este trabajo de una manera mucho más sencilla y dándote el espacio para lucir profesional, además de darte una entrada mucho más segura en el giro.

    Sigue desarrollando estas aptitudes y seguro lograrás ser el gran agente inmobiliario que deseas ser.

     

     

    ¿Qué esperas para unirte?

    ¡Empieza hoy mismo por 7 días gratis!

     

    Nueva llamada a la acción