Tipos de clientes inmobiliarios de acuerdo a su personalidad

Blog de Nocnok

 

El agente inmobiliario debe comunicarse de acuerdo con el perfil de personalidad de sus clientes y, a través de sus actitudes, expresión y comportamiento, debe identificar los motivos de compra. Él mismo debe presentarse al cliente con una personalidad agradable y demostrar buenos modales. Conoce aquí los tipos de clientes inmobiliarios de acuerdo a su personalidad.

 

  • El cliente negociador

Este cliente negocia todo, todo el tiempo. Pasa la mayor parte de su tiempo discutiendo si debe tener un poco más, o pagar un poco menos, o pagar un poco más tarde. Lo que le interesa es conseguir el "trato correcto" o "el precio correcto".

Este cliente típico suele ser también el que consume mucho tiempo o el que es negativo. No sin razón, porque en cada uno de los 3 casos, él ya tiene buenas razones para conseguir algo de ti. Tienes que saber decirle que no a este cliente. Tienes que poner límites, y no darle el viernes lo que rechazaste el martes. ¡Es casi como tratar a un niño!

 

  • El cliente rey

Es el más conocido de todos, está convencido de que, por ser cliente, todo se le debe. Este cliente es el menos fácil de manejar porque esa idea está arraigada a su corazón. Debes ser cauteloso y recordarle directa o indirectamente que es “Rey” dentro de los límites de las reglas establecidas: por ley, por contrato y no por decoro.

De ahí el interés de preparar con antelación buenas condiciones generales de venta, y buenos contratos. Esto es para que no se precipite hacia la más mínima brecha.

Hombre hablando por celular

  • El cliente hastiado

El cliente hastiado está desmotivado y parece no estar interesado en nada. A menudo siente nostalgia de una era que ha pasado durante décadas. De repente, al negociar con él, rápidamente podría convertirse en una caja llena de todas esas viejas historias.

Por no hablar de la obligación de escuchar todo lo que tiene hoy contra el clima, las políticas, etc. La mejor actitud que debes tener es reenfocar lo máximo posible en la venta o renta de tus inmuebles. No dudes en cambiar de tema cuando este cliente esté divagando demasiado.

 

  • El cliente ansioso

Ya lo has conocido: siempre tiene miedo de hacer mal o de haber lastimado. Ni siquiera está muy seguro de lo que realmente significa "hacerlo bien". De repente, tiene un sexto sentido para detectar todo lo que está mal o todo lo que podría no estar bien. Puede entrar en pánico con bastante rapidez.

Si no lo miras, podrías captar su ansiedad sin darte cuenta por tu propia voluntad. Sin embargo, si sabes valorarlo y tranquilizarlo, la colaboración puede ser muy fructífera. Organiza retroalimentación periódica a lo largo del servicio, para comprobar que el trabajo se corresponde con lo acordado.

Cliente inmobiliario negativo

  • El cliente negativo

Su lema es: "es imposible" o "nunca funcionará", condena sistemáticamente las ideas incluso antes de conocerlas. Para darle la vuelta a la situación, sólo hay un remedio: debes involucrarte poco a poco, respondiendo a sus comentarios de manera positiva, ofreciendo elementos de una lógica implacable y elementos fácticos relacionados con su negatividad.

 

  • El cliente demandante

Le encanta quejarse de todo, pero en última instancia es solo una actitud superficial. Esto a menudo lo hace atractivo, especialmente porque siempre hay un poco de verdad en lo que dice.

Básicamente, el cliente que se queja solo necesita un poco más de atención y reconocimiento. Cuídalo y asegúrate de que tu trabajo corresponda a sus expectativas.

Si quieres rentar y/o vender inmuebles en menos tiempo, regístrate aquí de manera gratuita y podrás acceder a todas las herramientas que te ofrece el mejor CRM inmobiliario de México.

Mujer con mucho trabajo

  • El cliente que consume mucho tiempo

Este cliente suele ser recomendado por algún “amigo”, o te conoce por “alguna razón”. Este cliente siempre va a querer una opinión, una confirmación o un consejo. Por lo tanto, se pasa el tiempo consumiendo tu tiempo.

En realidad, necesita especialmente un fuerte signo de reconocimiento. Para ser constructivo, haz preguntas directas con las demandas de tiempo y resultados. Establece siempre tiempos específicos para sus conversaciones, etiqueta cuidadosamente la llamada o reunión antes de que comience, con una fecha y hora de finalización y un propósito claro.

Registrándote aquí podrás darle seguimiento a este tipo de clientes de una manera adecuada, ya que este CRM inmobiliario te permite organizar tus propiedades y prospectos.

 

  • El cliente retrasado

¡Siempre llega tarde! Este tipo de cliente siempre tiene demasiadas buenas razones para llegar tarde. También es, y a menudo, el mismo cliente que no recibió tu correo electrónico y que no se enteró de tu mensaje dejado.

Es el tipo de cliente al que le gusta ser querido y que quiere tener el control de casi todo lo que sucede. Cuando se trata de retrasos, no hay elección: depende de ti adaptarse a este caso. Por ejemplo, podrías darle una cita y en la esperar atender otros clientes.

Hombre mirando detenidamente el reloj

  • El cliente obsesivo y meticuloso

Ellos son muy perfeccionistas, se pierden en los detalles y tienden a querer que otros hagan lo mismo. Es un tipo de cliente exigente, pero esa es la forma de triunfar en la vida, normalmente comienza sus frases con un "sí, pero".

Tranquilízalo, muéstrale el interés de tal idea y vuelve a enfocarlo en el objetivo final de comprarte una propiedad. La ventaja de esta personalidad es que tiene una gran conciencia profesional. Si le muestras la importancia de su tiempo y experiencia, él se acercará a ti.

 

  • El cliente superestrella

Estos clientes son verdaderos dictadores cuando tienen un poco de poder, ya que son superestrellas, no está claro cómo llegaron a conocerte, y mucho menos a trabajar contigo.

Ellos viven en una burbuja espacio-temporal diferente a la gente común. Recuerda que su ego es muy sensible, no tendría sentido intentar jugar la carta de la competencia o la del enfrentamiento directo.

Persona pensativa

  • El cliente silencioso

A menudo tímido, reservado y reconfortado en el silencio. Son uno de los tipos de clientes más difíciles de gestionar porque comunican poco. Por eso es muy difícil saber exactamente lo que quieren.

Además de eso, cuando valida una idea, nunca estás seguro de que realmente esté de acuerdo. Con este tipo de personalidad, depende de ti tomar la iniciativa. Hazle preguntas sencillas para darle confianza. Haz que discuta temas completamente externos para que todos se sientan cómodos. ¡Solo demuéstrale que son iguales!

 

Ahora que conoces los diferentes tipos de clientes de acuerdo a su personalidad, está en tus manos trabajar con ellos y elegir como hacer. Sin embargo, ten siempre presente que debes darte a reconocer por dar un excelente servicio.

Regístrate aquí y accede al mejor CRM inmobiliario de México que te ayudará a darle un buen seguimiento a tus prospectos, sea cual sea el tipo de cliente con quien te encuentres.

 

 

  • También te puede interesar:

¿Cómo puedo vender una casa por internet?

5 pasos para una negociación inmobiliaria exitosa

 

Mejor CRM Inmobiliario